martes, 22 de octubre de 2013

Mi desesperación, Mi historia

El mira la luna con tanta desesperación, El miraba su corazón roto y lo escondía bajo el bolsillo, cada oración, cada silencio el lo respetaba. Se miraba al espejo y siempre encontraba una excusa para quedarse en aquella casa, apesar de que siempre lo rompían una y otra vez. El se miraba en el espejo y se preguntaba en que había fallado y en que  debía cambiar sobre si mismo. Le habían apagado la voz, le apagaron su voluntad a el lo colgaron sobre unos viejos árboles mientas los cuervos se comían sus tripas pero nunca perdió la fe de encontrar esa luz entre tanta oscuridad maligna. Pero el sabia que esa casa y su habitante eran termporales. Una noche el tomo sus posesiones materiales y huyo tan lejos sin preguntarse nada solo queria olvidar no siento necesidad de despedirse por que en si ya el Cuervo había comido tanto de su carne, que solo miraba los huesos y los haría polvo. Tantas palabras que hoy son silencios, el miro el mar y le prometio y iba ser tan valiente de empezar y olvidar todo!! Dulce niño susurro el mar no temas por que encontrarás esa voz que te llevara a lugares donde crecerás y encontrarás lo que perdiste en el camino 

No hay comentarios: